Sin mano de obra

El fin de semana pasado vinieron a visitarnos unos amigos norteamericanos quienes viven en la ciudad de San Louis Missouri y que nacieron en la ciudad de Kansas City, una ciudad que no queda muy lejos de San Louis y que comparten muchas cosas socio-culturales, sobre todo si nos vamos al siglo XIX, cuando ambos estados pelearon del lado confederado (los estados del sur).

independenciaeu

Muchas personas, quienes no pertenecen a los Estados Unidos de Norteamérica, confunden con mucha frecuencia a la guerra de independencia de las 13 colonias con la guerra civil entre confederados y yanquis, dos conflictos enteramente distintos.

Esto no es algo extraño, ya que pasa en muchos lugares y en muchos países con conflictos “viejos” dentro del mismo siglo, tal y como sucede en los Estados Unidos, cuando casi todos piensan que el 5 de Mayo es el día de la independencia e ignoran por completo nuestro 16 de Septiembre.

Esto es en gran parte debido a que en esas dos guerras se supone que México peleó contra potencias extranjeras, aunque en realidad y al ser completamente honestos eso, sólo fue en el caso del 5 de Mayo, o Drinko de Mayo, como se conoce es los Estados Unidos, juego de palabras con el verbo “Drink”, que significa beber.

En el  caso de los Estados Unidos, la guerra de independencia fue precisamente eso, una guerra para asegurar la independencia de la unión de las 13 colonias, fundadas por inmigrantes británicos tan solo dos siglos antes, una nación de la cual optaron por separarse, un conflicto muy complicado que en varias ocasiones estuvo a punto de perderse.

La historia hubiera sido muy distinta de no haber sido por la intervención de todo el ejército francés, un ejército y una nación que buscaba venganza de su eterno rival, con quien había perdido toda América del Norte tan sólo hacía 20 años.

Cuando se consolidó la victoria tras las batallas de Saratoga, en 1777, y la batalla de Yorktown, en 1781, y una larga guerra de guerrilla mezclada con guerra formal,  los nuevos estados del norte y del sur inmediatamente tuvieron sus diferencias en la cuestión de esclavitud; sin embargo no se veía muy seria, hasta casi 80 años después, cuando las hostilidades verdaderas comenzaron creando una enemistad mortal entre el norte y el sur.

independenciaeu2

El norte seguía el ejemplo de Francia e Inglaterra en cuestión de la absoluta negación a la esclavitud, de hecho, muchos nobles de la familia real de la casa de Francia, especialmente los Orleans, pelearon como voluntarios en los ejércitos del norte.

El sur por su lado creía verdaderamente en la esclavitud, ya que era completamente dependiente en ella para su economía, ya que su enorme producción de algodón mayor aún que la de la India, era producida por mano de obra gratuita.

El conflicto dejó a más de 600 mil muertos, siendo ésta la guerra que ha derramado más sangre norteamericana en su historia.

Estuvimos hablando de eso con nuestros amigos, ya que ellos han hecho una fortuna  mediante oficinas virtuales, un negocio casi sin mano de obra. Qué ironía.