¿En qué afecta el número de núcleos en los procesadores Intel Core i3, i5 e i7?

Los chips Core i de Intel son una marca súper fuerte en el mercado que se encuentra en la mayoría de las computadoras pero, ¿cómo sabes lo que realmente estás comprando? Y ¿cómo elegir tal o cuál chip o procesador?

Alrededor del 80% de las PC’s nuevas y más del 90% de las computadoras portátiles cuentan con procesadores Intel. Esto significa que si está en el mercado para una nueva computadora, lo más probable es que esté considerando un modelo de Intel.

Encontrar el chip correcto es difícil. El ecosistema de procesadores de Intel está lleno de modelos con números confusos pero que te dice mucho sobre el procesador que estás a punto de comprar, aunque solo si sabes lo que estas buscando.

La marca Intel no hace particularmente fácil la elección, no es nada obvia cuál es la diferencia entre un procesador Intel Core i3, Intel Core i5 o un Intel Core i7, aparte de la diferencia en su costo que conforme aumenta el número, se incrementa el valor.

Conozcamos un poco sobre los procesadores Intel Core de escritorio.

Los actuales procesadores Intel de marca Core que se encuentran en la mayoría de las computadoras se dividen en tres rangos, con varios modelos en cada rango.

Estos rangos se llaman Core i3 (o Core m3), Core i5 y Core i7, pero las diferencias entre los rangos no son las mismas en los chips de laptops que en las de escritorio.

Los chips para computadoras de escritorio siguen un patrón más lógico. Muchos de los conceptos y tecnologías como el número de núcleos, caché, Turbo Boost e Hyper-Threading, son comunes en computadoras de escritorio y portátiles.

En esta ocasión analizaremos las diferencias en los Core para computadoras de escritorio en cuanto al número de núcleos que manejan.

De muchas formas, los procesadores de escritorio en los rangos de Core i3, i5 e i7 son muy similares entre sí.

Todos están basados en la misma arquitectura de procesador clave (con el nombre en código Kaby Lake para la última generación), tienen los mismos juegos de instrucciones (el código que realmente dice al procesador qué hacer), encajan en el mismo socket y tienen chips gráficos ampliamente similares.

A pesar de sus similitudes subyacentes, hay algunas diferencias clave que pueden afectar drásticamente el rendimiento de cada modelo. En este caso analizaremos el número de núcleos.

Los procesadores Intel Core i5 e i7 tienen cuatro núcleos, mientras que los modelos Core i3 sólo tienen dos. De todas las diferencias entre las gamas de procesadores Intel, ésta es la que más afectará al rendimiento.

Cada núcleo es efectivamente su propio procesador, una PC funcionará pero muy lentamente con sólo un núcleo habilitado. Tener varios núcleos significa que el equipo puede trabajar en más de una tarea a la vez de manera más eficiente, lo que ayudará a que tu sistema siga funcionando rápido incluso si estas trabajando en varias tareas, como una detección antivirus o un procesamiento de video que se ejecutan en segundo plano.

Tener varios núcleos también puede aumentar drásticamente la velocidad a la que se ejecutan ciertos programas. Esto no se aplica a todas las aplicaciones, ya que crear un software que aprovecha múltiples núcleos es difícil.

Mientras que dos núcleos son ahora el mínimo aceptado en un procesador, si generalmente sólo tienden a tener un puñado de pestañas abiertas en un navegador web y su aplicación más exigente es un procesador de textos, no verá un gran beneficio de su procesador central.

Sin embargo, los juegos modernos se benefician de los chips de cuatro núcleos, al igual que la codificación de video.