Sin mano de obra

El fin de semana pasado vinieron a visitarnos unos amigos norteamericanos quienes viven en la ciudad de San Louis Missouri y que nacieron en la ciudad de Kansas City, una ciudad que no queda muy lejos de San Louis y que comparten muchas cosas socio-culturales, sobre todo si nos vamos al siglo XIX, cuando ambos estados pelearon del lado confederado (los estados del sur).

independenciaeu

Muchas personas, quienes no pertenecen a los Estados Unidos de Norteamérica, confunden con mucha frecuencia a la guerra de independencia de las 13 colonias con la guerra civil entre confederados y yanquis, dos conflictos enteramente distintos.

Esto no es algo extraño, ya que pasa en muchos lugares y en muchos países con conflictos “viejos” dentro del mismo siglo, tal y como sucede en los Estados Unidos, cuando casi todos piensan que el 5 de Mayo es el día de la independencia e ignoran por completo nuestro 16 de Septiembre.

Esto es en gran parte debido a que en esas dos guerras se supone que México peleó contra potencias extranjeras, aunque en realidad y al ser completamente honestos eso, sólo fue en el caso del 5 de Mayo, o Drinko de Mayo, como se conoce es los Estados Unidos, juego de palabras con el verbo “Drink”, que significa beber.

En el  caso de los Estados Unidos, la guerra de independencia fue precisamente eso, una guerra para asegurar la independencia de la unión de las 13 colonias, fundadas por inmigrantes británicos tan solo dos siglos antes, una nación de la cual optaron por separarse, un conflicto muy complicado que en varias ocasiones estuvo a punto de perderse.

La historia hubiera sido muy distinta de no haber sido por la intervención de todo el ejército francés, un ejército y una nación que buscaba venganza de su eterno rival, con quien había perdido toda América del Norte tan sólo hacía 20 años.

Cuando se consolidó la victoria tras las batallas de Saratoga, en 1777, y la batalla de Yorktown, en 1781, y una larga guerra de guerrilla mezclada con guerra formal,  los nuevos estados del norte y del sur inmediatamente tuvieron sus diferencias en la cuestión de esclavitud; sin embargo no se veía muy seria, hasta casi 80 años después, cuando las hostilidades verdaderas comenzaron creando una enemistad mortal entre el norte y el sur.

independenciaeu2

El norte seguía el ejemplo de Francia e Inglaterra en cuestión de la absoluta negación a la esclavitud, de hecho, muchos nobles de la familia real de la casa de Francia, especialmente los Orleans, pelearon como voluntarios en los ejércitos del norte.

El sur por su lado creía verdaderamente en la esclavitud, ya que era completamente dependiente en ella para su economía, ya que su enorme producción de algodón mayor aún que la de la India, era producida por mano de obra gratuita.

El conflicto dejó a más de 600 mil muertos, siendo ésta la guerra que ha derramado más sangre norteamericana en su historia.

Estuvimos hablando de eso con nuestros amigos, ya que ellos han hecho una fortuna  mediante oficinas virtuales, un negocio casi sin mano de obra. Qué ironía.

La preocupación China

Recientemente, al bajar de un avión de Volaris en la ciudad de San Diego, vi en el aeropuerto una comitiva de oficiales navales de la marina china, quienes a su vez apenas llegaban de un vuelo procedente desde Beijín, un vuelo en el que un gran porcentaje de los pasajeros eran militares.

Al principio me pareció muy extraño el hecho de haber visto esta gran cantidad de soldados chinos viniendo a territorio estadounidense, sin embargo, al pensar bien el asunto, lo entendí de una manera más clara al llegar una palabra a mi mente: “Taiwán”.

Hace un par de días, la líder de aquella isla asiática con aspiraciones de independencia, habló por teléfono al presidente electo de los Estados Unidos para felicitarle por su elección, una llamada que por cortesía recibió muy amablemente Donald Trump; sin embargo, esto causó euforia en Beijín y se desató una crisis diplomática muy incómoda para ambos países.

En lo personal me parece un poco exagerada la reacción del gobierno chino ante un mero gesto de cortesía de un mandatario a otra persona de un carácter similar, sin embargo, también entiendo la postura que deben mantener en cuanto a Taiwán, debido a que esa es una isla de la que no pueden ni deben perder el control, ya que si esto pasa, China podría sufrir un colapso económico, político y social.

1040673985

Sin embargo, Taiwán tiene otros planes y está resuelta a obtener su independencia de China, ya sea por la vía diplomática o por la vía militar, ya que están listos para ambas circunstancias, especialmente para la vía armada, aunque la situación parezca imposible para la isla de Taiwán, sin embargo, las cosas casi nunca son lo que parecen y al gigante a veces lo puede matar una minúscula serpiente.

Aunque el poder militar chino es enorme, inclusive llegando a tener el número de efectivos listos para combatir más alto en el mundo, el gigante asiático no es tan poderoso en el aire, pese a que tiene muy buenos aviones de combate, pero su número es reducido y el entrenamiento de sus pilotos no es exactamente el mejor, aunque está lejos de ser malo.

Taiwán por su parte tiene una excelente fuerza aérea compuesta de pilotos perfectamente entrenados y aviones de combate lo suficientemente avanzados para combatir en el aire con cualquier potencia.

En la era moderna, aquel ejército inferior en el aire es un ejército que se encuentra desde el principio en severas desventajas, ya que una buena fuerza aérea puede poner el 85% de un ejército convencional fuera de combate en un par de semanas como mucho.

El problema que tiene Taiwán es el sistema de misiles ultra-efectivos, capaces de neutralizar ataques aéreos con facilidad, creando una sombrilla magnética de protección, creando oportunidades para ataques simultáneos con misiles, teniendo como blanco principal los aeropuertos.

Esto es algo que Taiwán sabe muy bien, por lo que su plan se compone en un 80% de la asistencia de los Estados Unidos, algo contra lo que ahora China se prepara.

Razones de peso para aprender inglés rápido

Hoy en día y en las principales ciudades de México, el aprender un segundo idioma, como el inglés, es más que factible.

En las escuelas particulares su principal bandera educativa es justamente el ofrecer una propuesta bilingüe, lo que las hace una opción a tomar por más padres con respecto a la educación pública.

Si bien en las escuelas públicas a nivel básico están incluyendo el idioma, no se ofrece con la misma intensidad que en las escuelas privadas.

Obviamente, la escuela particular cuesta y algunas de ellas cuestan mucho.

Por lo anterior y desde hace un par de décadas, podemos percatarnos de que un gran sector de la población infantil tiene ya un buen contacto con este idioma.

Esta situación fue muy diferente en mi época, donde el inglés no pintaba para nada en una educación que en su mayoría era pública.

Por lo que todas aquellas generaciones hemos tenido que buscar alternativas para aprender inglés rápido, ya que en muchos de los casos es ya un requisito indispensable para conseguir trabajo o subir de puesto.

Así que, ante un mundo cada vez más globalizado, el aprender un segundo idioma y en particular el inglés, ofrece ventajas y abre puertas.

Hablar inglés ayuda a tener una perspectiva más global del mundo, ya que es el idioma en el cual es posible comunicarse prácticamente en los cinco continentes, sin importar las diferencias que se tuviesen.

Por ello, hablar inglés de forma fluida sin ser un experto te ayudará a:

Comunicarte con el resto del mundo, aun cuando no es la lengua que más se habla en el mundo, sí representa el idioma que permite la comunicación entre naciones.

Esto hace que al igual que en México, el resto de los países que se encuentran inmersos en la globalización buscan que su gente aprenda este idioma, colocándolo como el idioma más aprendido.

Y por supuesto te ofrece una ventaja por quienes no lo hablan y es el incrustarte en sectores donde su uso es indispensable, para estar al día de lo que pasa a tu alrededor y hacerlo a mayor escala.

aprender_ingles2

Una de las grandes aportaciones de la tecnología ha sido la computadora y el Internet, da la casualidad de que el idioma inglés es el idioma por excelencia de este medio.

Si bien existe mucha información en tu lengua materna, lo más nuevo, fresco, lo que se genera a la velocidad de la luz, lo encuentras en inglés.

Y si quieres ponerte al día, no siempre el traductor te sacará del problema, puesto que existen formatos en los que aún no es posible traducirlos, a menos que alguien se tome la molestia de hacerlo y para eso puede pasar mucho tiempo, haciendo que te rezagues invariablemente.

Otro hecho, que puede gustarte o no aceptarlo, es que la mayoría de los hobbies se encuentran en inglés. Es más, existen artistas que solo cuando tienen su obra en inglés pueden cruzar las fronteras.

Canciones, cine, teatro, juegos, videojuegos e incluso el deporte.

Sí, existen deportes que usan anglicismos e incluso no es factible realizar una traducción, así que sin querer o queriendo, estás hablando en Inglés.

¿Piensas o deseas estudiar o trabajar en el extranjero?

Bueno, entonces sí o sí debes tener un buen nivel de inglés, no tan solo un conocimiento básico. La vida profesional exige de la persona el poder hablar, escribir y entender inglés.

Como verás, existen varias razones de peso para aprender inglés y entre más rápido mejor.

¿Qué tomar en cuenta para elegir una profesión?

Si estás en la etapa de tu vida en que comienzas a preguntarte cuál sería la profesión indicada para ti, seguramente ya sabes que es una de las decisiones más importantes y que debes reflexionar muy bien antes de tomarla.

Probablemente ya escuchaste hasta el cansancio esos y otros consejos semejantes, pero lo que no siempre nos aclaran es exactamente acerca de qué debemos reflexionar o qué es lo que debemos pensar muy bien.

En este artículo detallaremos los principales factores que debes valorar para elegir una profesión o bien acotar la lista de todas las posibles opciones (lo cual no es un paso pequeño).

No presentamos los temas por orden de importancia, pues las prioridades las establece cada persona. Hay quienes dan mayor importancia a las perspectivas laborales o económicas de una determinada carrera, mientras que otras personas están más preocupadas por la vocación, el desarrollo de habilidades o el impacto social que pueda tener su profesión.

Y recuerda, estos sólo son puntos de orientación. Investiga e infórmate cuanto puedas acerca de las disciplinas que te interesan y también date un tiempo para conocerte mejor y pensar en lo que quieres para el futuro.

profesiones

Oferta educativa

Mientras que algunas licenciaturas, ingenierías o profesiones técnicas se imparten en la mayoría de las instituciones de educación superior, otras son tan especializadas que sólo están disponibles en ciertas universidades y algunas hasta podrían ser exclusivas de otros países. Cualquiera de estas situaciones tiene sus pros y sus contras.

Si la oferta educativa es muy amplia, tienes más opciones para investigar y comparar, lo cual puede dificultar la decisión, pero también te da más posibilidades de encontrar el lugar para ti. Si, por el contrario, los estudios que te interesan sólo puedes cursarlos en un par de instituciones, no tendrás muchos problemas para decidirte por una, pero sí debes considerar posibles obstáculos, como la dificultad de ser admitido o la necesidad de cambiar de residencia para asistir a la universidad.

Duración del plan de estudios y especializaciones posteriores

Nuestro mundo evoluciona tan rápido, que la necesidad de actualizarse y aprender impera en todas las profesiones. Sin embargo, hay carreras donde la educación continua es prácticamente una exigencia; tal es el caso de la medicina, en la que después de los años de licenciatura, las prácticas y el periodo de residencia, tendrás que seguir actualizándote, ya sea con diplomados médicos en línea o en cursos presenciales.

Oferta laboral

No se trata sólo de ver cuáles son las carreras con más ofertas de trabajo en el momento, porque tal estimación puede variar con las fluctuaciones económicas y las condiciones del mercado. Lo más importante es saber en qué ámbitos laborales podrías insertarte y también qué posibilidades tendrías para emprender con la formación que recibas.

Habilidades y personalidad

Son aspectos que suelen confundirse, pero que de hecho son distintos y el no valorarlos por separado puede apartarte de la mejor decisión. Por ejemplo, puedes tener habilidad para el pensamiento numérico, lo cual te orientaría hacia las profesiones administrativas o las ciencias exactas. Pero, al mismo tiempo, puedes tener una personalidad inquieta y creativa, lo que haría que ciertos empleos te parezcan frustrantes o aburridos. Busca opciones en las que tu personalidad y tus aptitudes armonicen de la mejor manera.