¿Es posible ser un super heroe?

¿Te imaginas tener super poderes? Pues durante una de sus ponencias en  el pasado mes de septiembre del 2015 en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, Dima inicia la platica con el afamo cómic de Marvel, los X-Men, para centrarse en los poderes de Eric Lehnsherr, un antihéroe mejor conocido por el alias de Magneto que puede generar y manipular campos magnéticos, además de levitar y volar, podría ser un enorme avance en la fabricación de estructuras metálicas. El físico a través de una formula matemática explica cómo podría un hombre mediante maquinas levitar como lo hace Magneto, donde la fuerza magnética contra la fuerza gravitacional dividido entre el peso y altura del personaje dan como resultado una intensidad de 70 teslas (unidad de medida para la densidad del flujo magnético) para provocar una levitación de unos metros de altura en el famoso X-Men; posteriormente presenta mediante una diapositiva que científicos en 1999 lograron hacer levitar de esta manera a una rana con un campo magnético de 13 teslas, y que en el año 2000 el mayor campo creado por el hombre tiene un récord de 45 teslas; Dima mencionó no existe la tecnología pero también es importante saber las consecuencias a la salud, estudios revelaron que la exposición a campos magnéticos de tan alta frecuencia causan corrientes eléctricas que afectan a los músculos con ticks involuntarios, anomalías en el corazón y gusto metalizado.

Por su parte, Manuel López Michelone, físico de la Universidad Nacional Autónoma de México y Maestro en Ciencias de Essex en inteligencia artificial, dijo en una entrevista para Canal 22 que el caso de Superman, para volar necesitaba una fuerza ascendente que contrarreste la gravedad, pero bajo la teoría que el Hombre de Acero lograba a través de los poros en la piel sacaba aire a gran presión, ello fundamentado en la tercera ley de Newton “a todo acción corresponde una reacción y sentido contrario”.Otra explicación interesante fue en 1961 cuando en Superman se habla de la Teoría de los Mundos Paralelos del físico estadounidense Hugh Everett III, donde Clark Kent viaja al pasado y se encuentra con la llamada “paradoja del abuelo”, que te plantea lo siguiente: sí matas a tu antepasado ya no puedes existir en el presente, por lo tanto tu realidad se distorsiona lanzándote en un universo paralelo; En el cómics de la empresa DC, Superman salvó al presidente Abraham Lincoln de ser alcanzado por el disparo de John Wikes Booth, pero su gran proeza le valió una línea de tiempo distintas.

 

Hoteles paradisiacos y libros

 

Cierto día estaba pensando en que debería tomar una vacaciones, mi negocio con los aviones en venta no iba del todo bien, ya sabes los precios a veces asustan hasta a los más poderosos, entonces decidí  que necesitaba irme yo solo con mis libros.

Los viajeros experimentados reconocerán las diversas modalidades de hospedaje. Están los albergues, casas de huéspedes, posadas y los típicos Bed & Breakfast. Todos ellos cumplen una función que se adapta a las necesidades de cada usuario. El problema es que no todos contemplan los intereses o hobbies de sus huéspedes. ¿Acaso hay alguno específico para los amantes de los libros?

La modalidad Book & Bed –como su nombre lo indica– le ofrece al huésped un amplio catálogo de obras literarias a los pies de la cama. Los lugares están pensados para tomar una obra de William Shakespeare o Rilke, quitarse los zapatos y recostarse en una cómoda cama mientras el tiempo vuela. Si tus vacaciones soñadas son relajarte mientras lees, entonces te van a gustar los siguientes hoteles.

Gladstone’s Library, Gales

Los inviernos gélidos en Gales se tornan de una calidez intelectual incomparable en Gladstone’s Library. Es una biblioteca con 26 habitaciones o un hotel dentro de una biblioteca, depende del ángulo en el que se quiera ver. Los cuartos tienen lo justo, es decir, una o dos camas y un librero que recubre toda la pared con un sin fin de tomos.

Book & Bed Tokyo, Tokio

Tokio puede ser un lugar con mucho movimiento, sin embargo, aún tiene rincones donde la paz reina para leer un buen libro. En el séptimo piso de un edificio en el barrio de Ikebukuro se encuentran modestas habitaciones para alejarse de la ciudad e internar en la lectura.

The Heathman Hotel, Portland

Desde su fundación el lema de The Heathman Hotel es “donde el servicio es todavía un arte”. Gracias a su empeño por cuidar cada detalle del inmueble, la revista Travel + Leisure colocó al hotel en su lista de los 500 mejores hoteles del mundo en 2005, 2006, 2007, 2009 y 2015. Además de una vasto catálogo de libros, el lugar cuenta con una colección de 250 pinturas, fotografías y trabajos en papel de múltiples artistas de Estados Unidos.

Library Hotel, Nueva York

A unos metros de la New York Public Library se encuentra un santuario de conocimiento que toda persona debe visitar al menos una vez en su vida. Library Hotel cuenta con 10 pisos temáticos para descansar. Por ejemplo, en el quinto piso se encuentran ejemplares de ciencias, mientras que en el octavo contiene selectas obras de poesía y literatura erótica.

The Library Hotel, Tailandia

En las lejanas tierras de Tailandia, donde la sabiduría se remonta a épocas milenarias, se encuentra un pequeño oasis para disfrutar de la lectura. The Library Hotel cuenta con 13 estudios y suites con un amplio catálogo de literatura universal. La estancia se vuelve perfecta con una vista espectacular al Golfo de Tailandia.

Sal del bloqueo creativo

Salir del país de origen para seguir la pista de las grandes corrientes, obras y maestros del arte es una práctica que todo artista debería realizar como parte de su proceso, yo debía estar en contacto con diferentes conceptos y propuestas estéticas para estimular el pensamiento.

 

Entonces vi un anuncio de helicópteros en venta, me interesaba montar un negocio para cumplir sueños y fuente viva de inspiración y reflexión. Debemos aceptarlo: no sólo las vivencias y emotividad tienen un peso, no sólo el discurso y la manufactura; también la atmósfera en que uno define sus obras, el bagaje cultural, el teatro que se ha visto, la música que se ha escuchado, los libros que se han leído, las pinturas y esculturas frente a las cuales se han pasado horas. Ser escritor y no frecuentar el teatro suena tan triste como ser músico y no tener la sensibilidad para apreciar un cuadro.

Ser partícipe de la escena artística amerita crear, tener algo que decir y hacerlo del mejor modo, por supuesto. Pero también ser capaz de disfrutar de las Bellas Artes y la naturaleza, ser capaz de reflexionar y dialogar sobre la realidad social; aunque el trabajo no tenga propiamente una conciencia política o un compromiso con la denuncia. Se trata de que el artista no debe ser una persona alienada y ajena a su contexto.

Este crecimiento personal cobra mayor sentido al viajar. Ya sea que se viaje como turista, como mochilero o como viajero cultural o histórico, lo importante no es gastar demasiado en atracciones turísticas, sino concentrarse en conocer la etnografía, la literatura, la pintura, el cine, la música, la arquitectura, la comida, las ruinas o incluso el valor simbólico de los cementerios para llegar a comprender la narrativa de cada lugar que visitamos.

Algunos artistas familiarizados con la vida en residencias deciden separar el viaje en tres fases. La primera orientada a empaparse del contexto y plasmar las primeras impresiones con pinceladas rápidas; la segunda, orientada a trabajar el proceso de creación y producción de obra; y la tercera a presentar algún work in progress, conversatorio o exhibición. En esta dinámica, las residencias artísticas ocupan un papel muy importante ya que facilitan espacios para dormir, trabajar y exhibir, a la vez que permiten un constante intercambio cultural.

Un ejemplo sería el idílico Centre d’Art i Natura, una residencia artística en el pueblo de Farrera que abrió sus puertas en 1996, muy distinta de la vorágine de las ciudades grandes. El Centre es una iniciativa que restauró tres construcciones antiguas y representativas de la tradición arquitectónica de la montaña: una escuela, una casa familiar y un pajar, que se convirtieron en “l’Studi”, “casa Ramón” y “la Bastida de Manresà”. Situado en el corazón de los Pirineos catalanes, Farrera es un pueblo de más de mil años de existencia en la comarca del Pallars Sobirá. Al llegar, el visitante escucha siempre el mismo rumor: “quien conoce Farrera siempre regresa”.

Para muchos artistas, el Centre ofrece una tranquilidad y un silencio indispensables para el proceso creativo. Estar en un municipio de paisajes majestuosos y no más de 25 habitantes resulta ideal para trabajar. La arquitectura de la montaña está conformada por construcciones escalonadas de piedra y tejados grisáceos oscuros de dos aguas, calles empedradas y un icónico arco en la entrada, todo mezclado con los paisajes cambiantes de los Pirineos en oda a las diferentes estaciones. Un detalle curioso es que por el día los tejados oscuros llegan a cobrar un centelleante carácter tornasol, muy vivo y luminoso.

La residencia acoge áreas de dormitorios, salas polivalentes, talleres multifuncionales y de investigación; además de contar con una cocina profesional y un área de comedores donde se lleva a cabo el ritual de la cena que permite la convivencia y la degustación de la gastronomía catalana en el Centre. Este ritual resulta particularmente interesante, todo artista puede establecer su horario de trabajo como quiera, pero pase lo que pase todos se reunirán para una cena de tres o cuatro tiempos en la que cada sabor tiene su protagonismo. Las charlas —principalmente en español, inglés y catalán— acompañadas de vino tinto y licores permiten cerrar cada noche de manera encantadora.

La biblioteca está perfectamente organizada con áreas para la poesía, cultura, naturaleza, montaña, artes visuales y otras temáticas. Es un sueño para cada residente, sea artista, crítico, curador, historiador o gestor cultural. La comodidad y buen gusto con que ha sido diseñado cada uno de los espacios permiten que los artistas se sientan en casa. Las alcobas con paletas de colores sobrias y armónicas, balcones y una selección de libros que acompañan cada zona muestran una clara influencia de los gestores artistas e historiadores. Lo que los residentes puedan imaginar —tanto en el aspecto laboral como a en las necesidades básicas— seguro estará ahí, porque el espacio fue pensado detalladamente para que los artistas no tengan que preocuparse por otra cosa más que crear.

Los artistas más solitarios disfrutarán de sus largos caminos en medio de la naturaleza. Hay diversas rutas de senderismo y una fauna que permite encontrar ciervos durante las travesías si se es lo suficientemente silencioso para no asustarlos. Al ser un poblado pequeño, en Farrera no existen comercios, por lo que hay traslados a los poblados de Llavorsí y Tirvia, en los que encontrarán panaderías, mercados, carnicerías, bares y otros tipos de establecimientos. Una recomendación para los artistas que deseen realizar una residencia en Farrera sería comprar una despensa para poder dedicar mayor tiempo a trabajar. Desde la estación del Nord en Barcelona, la mejor manera de llegar es tomar un autobús Alsa hasta Llavorsí y posteriormente tomar un taxi hacia Farrera. El viaje vale la pena en cada momento, el Centre es una residencia de ensueño para estimular ese gran proyecto artístico esperando a suceder.

Vamos por China

 

La semana pasada , fui a ver a un socio en Nueva York , quien me invito a su casa para pasar una semana en estos días de verano , donde podríamos relajarnos y hablar de nuestro negocio que pronto lanzaremos en China.

Este negocio es uno con el cual ya hemos tenido tremendo éxito en toda América Latina y el caribe con una idea que comenzó mientras tomaba el sol en Acapulco el verano de hace tres años cuando mi vida estaba apunto de descender en un abismo del  cual no habría salida.

Al estar relajándome aquel verano en el hermoso puerto , viendo y pensando que hacer con mi vida tras haber perdido mi empleo y mi casa  estando casado , pensé por alguna razón en la falta del conocimiento de la idioma ingles que hay en México y en Latinoamérica y las pocas y malas herramientas que existen en esta zona del mundo.

En ese momento , recordé una conversación que tuve con un amigo mío programador sobre la falta de personal que hay en su empresa con capacidades de habla inglesa , y lo necesario que es esta lengua , si bien en todo , especialmente en el campo de la informática.

Asimismo , recordé que me había dicho que desde hacia ya casi un año estaba ya muy inconforme con su trabajo por lo que estaba pensando seriamente en cambiarse a otro lugar , el único problema era que todos los lugares donde había ido secretamente , parecían ser iguales o peores a su lugar de labor en aquellos remotos días.

Combinando estos dos trenes de ideas ,  extrañamente , pensé en una maquina que se pueda instalar en los monitores de las computadoras que enseñen ingles individualmente a los dueños de las mismas de una forma personalizada donde el programa conozca al usuario y le enseñe a todos de manera distinta e individual.

Al emplear un análisis un poco mas profundo , pude ver que la idea no estaba descabellada , ya que el programa podría perfectamente bien , por medio de cuestionarios didácticos , conocer las fortalezas y debilidades psicológicas y académicas de los usuarios y saber como cerrar los espacios entre las mismas para poder así  conseguir resultados óptimos.

Al llegar a México , le hable a mi amigo y le platique sobre estas bases de idea , mismas que le resultaron muy atractivas , por lo que junto´ a todo un equipo de programadores y resulto´ en una implementación de esfuerzos muy fructífera. En tan solo 5 meses el programa estuvo listo con todas sus cortinas de aprendizaje.

Los resultados fueron abrumadores , y después de muchas pruebas de carácter muy riguroso finalmente la lanzamos al mercado en Colombia. Poco tiempo después 8 de cada  10 oficinas en Colombia contaban con nuestro programa de instrucción personalizada de ingles.

Tras el gran éxito en Colombia , nos expandimos a Brasil , Argentina y Chile teniendo los mismos resultados terminando en México y el Caribe.

Ahora vamos por China.

 

 

 

 

¿En qué afecta el número de núcleos en los procesadores Intel Core i3, i5 e i7?

Los chips Core i de Intel son una marca súper fuerte en el mercado que se encuentra en la mayoría de las computadoras pero, ¿cómo sabes lo que realmente estás comprando? Y ¿cómo elegir tal o cuál chip o procesador?

Alrededor del 80% de las PC’s nuevas y más del 90% de las computadoras portátiles cuentan con procesadores Intel. Esto significa que si está en el mercado para una nueva computadora, lo más probable es que esté considerando un modelo de Intel.

Encontrar el chip correcto es difícil. El ecosistema de procesadores de Intel está lleno de modelos con números confusos pero que te dice mucho sobre el procesador que estás a punto de comprar, aunque solo si sabes lo que estas buscando.

La marca Intel no hace particularmente fácil la elección, no es nada obvia cuál es la diferencia entre un procesador Intel Core i3, Intel Core i5 o un Intel Core i7, aparte de la diferencia en su costo que conforme aumenta el número, se incrementa el valor.

Conozcamos un poco sobre los procesadores Intel Core de escritorio.

Los actuales procesadores Intel de marca Core que se encuentran en la mayoría de las computadoras se dividen en tres rangos, con varios modelos en cada rango.

Estos rangos se llaman Core i3 (o Core m3), Core i5 y Core i7, pero las diferencias entre los rangos no son las mismas en los chips de laptops que en las de escritorio.

Los chips para computadoras de escritorio siguen un patrón más lógico. Muchos de los conceptos y tecnologías como el número de núcleos, caché, Turbo Boost e Hyper-Threading, son comunes en computadoras de escritorio y portátiles.

En esta ocasión analizaremos las diferencias en los Core para computadoras de escritorio en cuanto al número de núcleos que manejan.

De muchas formas, los procesadores de escritorio en los rangos de Core i3, i5 e i7 son muy similares entre sí.

Todos están basados en la misma arquitectura de procesador clave (con el nombre en código Kaby Lake para la última generación), tienen los mismos juegos de instrucciones (el código que realmente dice al procesador qué hacer), encajan en el mismo socket y tienen chips gráficos ampliamente similares.

A pesar de sus similitudes subyacentes, hay algunas diferencias clave que pueden afectar drásticamente el rendimiento de cada modelo. En este caso analizaremos el número de núcleos.

Los procesadores Intel Core i5 e i7 tienen cuatro núcleos, mientras que los modelos Core i3 sólo tienen dos. De todas las diferencias entre las gamas de procesadores Intel, ésta es la que más afectará al rendimiento.

Cada núcleo es efectivamente su propio procesador, una PC funcionará pero muy lentamente con sólo un núcleo habilitado. Tener varios núcleos significa que el equipo puede trabajar en más de una tarea a la vez de manera más eficiente, lo que ayudará a que tu sistema siga funcionando rápido incluso si estas trabajando en varias tareas, como una detección antivirus o un procesamiento de video que se ejecutan en segundo plano.

Tener varios núcleos también puede aumentar drásticamente la velocidad a la que se ejecutan ciertos programas. Esto no se aplica a todas las aplicaciones, ya que crear un software que aprovecha múltiples núcleos es difícil.

Mientras que dos núcleos son ahora el mínimo aceptado en un procesador, si generalmente sólo tienden a tener un puñado de pestañas abiertas en un navegador web y su aplicación más exigente es un procesador de textos, no verá un gran beneficio de su procesador central.

Sin embargo, los juegos modernos se benefician de los chips de cuatro núcleos, al igual que la codificación de video.